Búsqueda

Páginas vistas en total

lunes, 12 de marzo de 2018


Resumen:

Pulula la idea por ahí de que en las clases de hoy en día se ha perdido el valor del esfuerzo, y que esto se debe en gran medida a la falta de exámenes. Hay quien echa de menos los duros métodos de antaño, y quien se escandaliza ante esto, y cree en un modelo más liberal, con cada vez menos tarea y exámenes. ¿Quién se equivoca?

Según un grupo de expertos pedagogos, la clave está en que el alumno esté motivado; que tenga un interés en lo que estudia y en cómo lo hace, y para ello es necesario que vea que estudiar merece la pena. El esfuerzo es necesario, sí, pero tanto por parte del alumno como por parte del centro y el profesorado. Se debería dedicar más recursos a aquellos alumnos con dificultades, y sobre todo entender que los exámenes o la EBAU no son en absoluto una medida del esfuerzo, ni tampoco lo fomentan. La pedagogía del esfuerzo depende del sentido que el alumno encuentre al trabajo que le toca y del ejemplo del profesor, así como de la esperanza en el futuro. Tristemente, vivimos en una sociedad materialista en la que impera la mediocridad cultural, lo que no fomenta la capacidad de los jóvenes de soñar con horizontes que merezcan la pena. Ademas, otro de los grandes problemas de  nuestra sociedad actual es la difusión y aceptación genera del modelo de éxito fácil que nos ofrecen los anuncios, los programas de televisión, etc. Es mentira que se pueda aprender inglés en cuatro días y sin esfuerzo, y lo peor de que ese tipo de mensajes calen en la gente es que se deja de valorar la constancia del trabajo diario, llegándose a ver como algo negativo. El problema no reside en las escuelas, sino en nuestra cultura. Y traerlo como algo tan banal como exámenes sí, exámenes no, no va a solucionar nada.

¿Qué opino yo de todo esto?

Hace apenas unos días, nuestro profesor de psicología nos dio una entusiasta charla sobre la importancia del esfuerzo en nuestra sociedad. Nos explicó que en nuestro currículum podíamos a grandes rasgos seguir dos vías; la vía de la felicidad y la vía del esfuerzo. Brevemente, la vía de la felicidad consiste en hacer lo que te apetece en el momento, y te garantiza la felicidad inmediata, mientras que la vía del esfuerzo, aunque no te lleve a hacer lo que más te gustaría en el presente, es la única que te puede llevar a alcanzar cualquier objetivo que te propongas. También nos habló del menosprecio al esfuerzo que parece primar en nuestra sociedad. Aunque lo neguemos en un principio, lo cierto es que se valora mas al que sin hacer mucho es exitoso, que al que con trabajo y tesón logra resultados "mediocres". Vivimos en una sociedad en la que, y aquí cito textualmente, "al que todo lo tiene, todo se le regala, y al que nada tiene, todo se le cobra".

Algo tan cierto y a la vez tan terriblemente injusto, desde luego me dio que pensar. Entre otras cosas, se me vinieron a la mente esas ideas que ahora están tan de moda, como eliminar los exámenes  incluso las tareas. A mí siempre me habían parecido algo en principio positivo, pero ahora no podía evitar pensar que eran simplemente una forma más de caer en la vía de la felicidad, una muestra más del peligroso desprecio al esfuerzo. Por eso, cuando vi un artículo que trataba precisamente de este tema, supe que era lo que estaba buscando. Y no me decepcionó. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que en él se expone (lo que ya es raro, tratándose de un artículo de opinión) pero es que da en el clavo una y otra vez. No solo deja claro que las repuestas a este problema no son para nada sencillas, sino también que es un asunto clave para nosotros , algo que debería preocuparnos muy seriamente. Al fin y al cabo, sin esfuerzo, no hay recompensa. Por mucho que digan lo contrario.





Beatriz Sánchez Villar

lunes, 19 de febrero de 2018



"Do schools kill creativity?"

TED es una organización cuyo objetivo primordial es promover la creación y difusión de buenas ideas. Para ello organiza conferencias cortas sobre temas variados como el uso de los teléfonos móviles o la moda africana, cuyo rasgo distintivo son la creatividad y el talento de los conferenciantes. Este video en concreto recoge una charla que dio un señor llamado Ken Robinson sobre el sistema educativo y la creatividad.

Cada vez más se está generalizando la idea de que la forma en que se educa a los niños no promueve precisamente su desarrollo creativo pero, ¿por qué pasa esto? ¿realmente tiene un impacto tan negativo? Ken consigue responder a estos y a otras muchos interrogantes de manera realmente divertida, pero aun así demostrando la seriedad del asunto. Porque su conclusión es clara: efectivamente la manera actual de concebir el sistema educativo está "matando" la creatividad de los niños, impidiendo el éxito de personas brillantes, y por tanto, con costosas repercusiones en la sociedad. 



Al parecer, el 60% de los estadounidenses abandona la escuela secundaria. Si esta cifra se redujera tan solo a la mitad, en 10 años el beneficio económico para el país sería de un trillón de dólares. Un trillón! En España, la tasa de abandono escolar se reduce al 20%, pero aún así, es obvio que el perjuicio económico sigue existiendo. Según Ken, esto pasa porque en las escuelas se potencia solo un tipo de habilidades, de lo cual, como estudiante de secundaria, puedo dar plenamente fe. Y no solo en España o EEUU. En todo el mundo las áreas de conocimiento más valoradas son matemáticas y lengua, y siempre en último lugar las artes. Lo más valorado es aquello que en principio va a ser más útil en el ámbito laboral, pero para que un individuo se desarrolle plenamente, no puede haber capacidades que no se potencien. De hecho, el que solo se potencien un tipo de capacidades no solo impide que a un gran número de personas se les considere exitosas sino que también afecta a la salida laboral. Antes, con un título universitario, encontrabas trabajo. Ahora, hay mil como tú. Necesitamos diversidad de aptitudes, de preparación. Y la llave para la diversidad es la creatividad. 

Sin embargo, esta capacidad, que debería ser indudablemente potenciada y cultivada es prácticamente eliminada de raíz. Los niños son creativos, de eso no hay duda. Están dispuestos a innovar, arriesgarse, y a veces fallar. Como en la escuela se nos enseña a temer al error, esta capacidad se pierde. Y ahí está el gran problema. Charlas como las de Ken abren la mente e inspiran a quien las escucha. No puedo estar más de acuerdo con todo lo que dice, pero la verdadera lástima está en que todo esto no importa. Por mucho que nos concienciemos el verdadero cambio solo está en manos del gobierno. Y no parece, al menos en España, que el cambio que les interesa sea el que nos conviene a nosotros.
   Como es el sistema       educativo:

En la actualidad los sistemas educativos son una búsqueda de un futuro políticamente correcto  en el que si no estudias eres un fracasado y se elige una carrera u otra dependiendo de la oferta salarial y sin tener en cuenta otros factores .
¿Fracasar por olvidarte de algo es correcto?
¿Eres un muñeco?
¿Através de mis notas se puede valorar mi inteligencia?
Son algunos de los puntos por lo que se debería valorar la idea de un cambio en el sistema educativo actual
Los 10 puntos que la escuela publica quiere incluir en el pacto educativo
Familias, profesores y alumnos fijan el acuerdo para recuperar más de 7.000 millones en cuatro años y acabar con la LOMCE.
La plataforma estatal por la escuela publica ha redactado su propia propuesta para  el pacto de negociar   en el Congreso de los Diputados con un guión de 15 puntos. 
Dicen que sin ellos podrá ser un acuerdo político pero no un pacto correcto por la educación por lo cual quieren participar en la negociación con su propio guión  y pedirán la asistencia.
No respaldarán un acuerdo que mantenga la actual ley de educación ( LOMCE) y otro  de sus  puntos es la recuperación de los 7.000 millones de euros que se han recortado desde el 2009.
Otros de los puntos son:
  1.  La educación básica debe de tener como finalidad que los alumnos sean capaces de ser críticos.
  2. La educación es un derecho fundamental

MIR educativo: seis años para ser profesor






Buena parte de la comunidad educativa admite que la formación inicial de los maestros es mejorable, que los másteres que habilitan para dar clases en Secundaria dejan mucho que desear y que el modelo actual no es válido para seleccionar adecuadamente a los mejores profesores. Pero nadie va a regalarle así como así a Iñigo Méndez de Vigo ese plácet que le haría pasar a la Historia como el ministro que elevó el nivel de exigencia a los docentes en una de las más profundas reformas de la escuela española.

En el tic tac de la cuenta atrás electoral, el llamado MIR educativo tiene un precio muy alto. Este nuevo sistema de acceso, que también ha propuesto Ciudadanos, supone aumentar la duración de la formación de los aspirantes a maestros de los cuatro años actuales a seis años. En el caso de los profesores de Secundaria, serían siete años, porque se añadirían dos más al grado y al máster. El Gobierno va a necesitar "bastante dinero" para ponerlo en práctica, según todas las fuentes consultadas, pero, alumnos, consejeros autonómicos y oposición política de el visto bueno. Porque ahora todo el mundo pone peros a un asunto en el que existía cierto consenso.

El Consejo Escolar del Estado, en el que está representada toda la comunidad educativa, aprobó a finales de 2017 un informe en el que planteaba estudiar la posibilidad de un MIR educativo, "considerando que el profesorado es un factor clave en la calidad de los sistemas educativos y que debe ser una profesión fortalecida". También se pronunció en esta línea la mayoría de los 83 expertos que el año pasado hablaron ante los diputados que negocian  el pacto de Estado por la educación.

La UE ha recomendado asimismo "una formación inicial eficaz de los docentes", "una selección adecuada" y "apoyo al inicio de la vida profesional". Las conclusiones del Consejo de la UE del 20 de mayo de 2014 instaban a los Estados miembros a "garantizar que los programas de formación inicial establezcan oportunidades para que los futuros docentes adquieran todas las competencias pertinentes necesarias para iniciar con éxito sus vidas profesionales". "Facilitar una formación inicial de gran calidad, un apoyo al principio de la carrera profesional (iniciación) y un desarrollo profesional permanente son factores significativos para garantizar que se atraiga a los candidatos adecuados", insiste.

Y lo mismo advierte la OCDE: "El éxito de los sistemas educativos de calidad combina el aprendizaje de los profesores en las universidades con las prácticas y la experiencia real en las escuelas".

¿Cómo lo hacen en Europa? En la mayor parte de los länder de Alemania, todos los graduados tienen que realizar el vorbereitungsdienst, un servicio preparatorio remunerado en un centro escolar de entre uno y dos años. Además, tienen dos exámenes estatales, antes y después de estas prácticas, y el segundo es requisito imprescindible para lograr un empleo fijo como docente, aunque no lo garantiza.

En Finlandia, donde los profesores tienen un gran reconocimiento social, los requisitos de entrada son superiores a los de los médicos. Hay pruebas de acceso a la formación universitaria que supera sólo uno de cada 10 candidatos y, después de graduarse, deben hacer un máster de forma obligatoria. Está también la opción francesa, con unos institutos superiores de formación de l profesorado que se han ganado a pulso su prestigio.

Tanto en el grado para ser maestro como en el máster de Secundaria hay créditos para el practicum en colegios o institutos, pero fuentes educativas reconocen que "no son suficientes" y que "el sistema no está bien organizado". En muchas autonomías ni siquiera se paga a los mentores. Y aunque después de aprobar la oposición el docente hace un año de prácticas, "nunca han despedido a nadie por no hacerlo bien".

"Estamos formando a demasiados maestros. No podemos tener un sistema que saca a la calle a tantos docentes", admiten fuentes universitarias, que se muestran partidarias de poner un examen selectivo a los aspirantes antes de comenzar el grado. "La formación tiene que cambiar, el acceso debe ser más riguroso", coinciden en los campus. Pero, a la hora de la verdad, los rectores no quieren una prueba común en toda España -de la misma forma que rechazan una Selectividad nacional-, porque eso alteraría su statu quo.

Mientras, los sindicatos de profesores se niegan a respaldar el MIR porque temen que los interinos sean desplazados por esta nueva generación de profesores más preparados, que cobrarían la mitad que ellos durante los dos primeros años. Por eso los partidos de izquierda rechazan ahora el MIR. Por eso y porque, en un contexto de negociación sobre la concertada, la Religión y, ahora también el modelo lingüístico, cada respaldo al partido del Gobierno exigirá una contraprestación. Con un encuentro con los decanos de Educación, el Ministerio comenzó el jueves una ronda de contactos con universidades, partidos y autonomías para convencerles de que digan sí al MIR.


OPINIÓN

En mi opinión este examen (MIR) para los docentes, y que puedan dar clase me parece una buena idea. España, no es que sea una de las potencias europeas en educación, y como ya dice la noticia, y refleja los niveles de estudios que hacen faltan en Alemania, Finlandia o Francia, en España deberían de hacer algo similar para aumentar la calidad de los docentes, y después de mejorar ese aspectos seguramente mejorarían los resultados académicos de los estudiantes (mejorando la docencia mejora los resultados académicos). Ya que ahora los profesores optan a dar clase con solo su titulación, a pesar de hacer después oposiciones para tener una plaza fija.

















































































 Distintos metodos de educación

 
En este Video- podeis ver los distintos metodos de educacion que usan los profesores de hoy en dia, los cuales son muy diversos.


 

domingo, 18 de febrero de 2018

ASESINOS DE LA CREATIVIDAD



Este es un vídeo de crítica hacia el sistema educativo que emplean la mayor parte de los países del mundo actualmente. 
Un sistema en el que no podemos pensar nosotros mismos, ni sacar nuestras propias conclusiones, ya que las respuestas están ya impuestas.
Una crítica a los métodos, en los que lo que se valora son las pruebas y las calificaciones.
En los que cuando acabamos , todos tenemos los mismos conceptos, debido a esa 'adoctrinación'.
Nos están enseñando para tener como resultado aprobados, no para conseguir la formación de personas conscientes. 
Nos enseñan para formar trabajadores eficientes que trabajen al ritmo de lo que demanda la sociedad en la actualidad

También nos habla de la exclusión que se ejerce sobre las personas que piensan diferente al modelo impuesto o que tienen otras capacidades a las que se da menos importancia.
Nos enseña cómo afecta este sistema al desarrollo de la creatividad en los estudiantes.
Nos muestra lo que somos al final, una serie de números, a los que hay que enseñar unos conocimientos sin poder (muchas veces) reflexionar sobre el procedimiento.

No ocurre en todos los países lo mismo, ni en todos los sistemas educativos, pero sí que la educación en ese sentido está atrasada. 
Se debe dar más importancia a la inteligencia, que en cada persona es diferente y a la creatividad, el pensamiento crítico y a la libertad de expresión.


Clara Pelayo Torices